¿Cómo debemos orar?

¿Cómo debemos orar?

octubre 15, 2018 Desactivado Por equiporedactores

La oración es una de las más grandes bendiciones que tenemos mientras nos encontramos sobre la tierra, a través de ella podemos comunicarnos con Dios y buscarlo como guía diariamente; la oración es un diálogo transparente y sincero con nuestro Padre Celestial, es importante que oremos a Dios y a nadie más, no debemos orarle a otro ser ni cosa hecha por la mano del hombre.

Razones por las que oramos

La oración siempre ha sido una parte primordial del Evangelio desde el principio del mundo; así como le indicaron a Adán y Eva que se arrepintieran e invocaran a Dios y ese mandamiento sigue vigente hoy en día; la oración nos permite acercarnos a Dios y la misma influye en nuestras palabras, pensamientos y hechos.

Orar es muy importante porque nos permite pedir fortaleza para resistir las tentaciones de parte de Satanás, debemos orar para confesar a Dios nuestros pecados y pedirle que nos perdone, hay que orar para que Dios nos guíe y recibamos su ayuda diariamente.

Cuando oramos tenemos la posibilidad de pedir por nuestra familia, amigos, vecinos, mascotas, entre otros, y a su vez podemos expresarle nuestro amor a Dios y agradecerle por todos sus favores y bendiciones.

¿Cuándo podemos orar?

Si deseamos orar no debemos esperar una hora específica, podemos hacerlo cada vez que tengamos la necesidad de comunicarnos con Dios, puede ser en voz alta o en silencio, aunque algunas veces es mejor hacerlo estando a solas, así tenemos la libertad de expresarle a Dios lo que queremos y todos los problemas que nos agobian.

Además, si lo deseamos podemos orar al despertar, durante nuestras actividades diarias, en casa, al caminar por la calle, en el trabajo o donde sea que nos encontremos sin importar qué actividad estemos realizando. Todos los hijos de Dios tienen la posibilidad de orar, ya sea de noche o de día, cuando estemos solos o con compañía, no existen ningún impedimento para mantener a Dios en nuestro pensamiento constantemente.

Unos de los momentos en los que más debemos tener fuerza para orar, es cuando nos sentimos molestos, desilusionados e incluso sin ganas de orar, es importante que hagamos un esfuerzo especial para realizar las oraciones; aunque puedes orar en público es recomendable hacerlo también en privado al menos una vez al día, en las santas Escrituras recomiendan hacerlo en la mañana, al mediodía y en la noche.

Las oraciones también podemos hacerlas en compañía del grupo familiar, para que juntos reciban las bendiciones de Dios, se recomienda hacerlo cada mañana y cada noche.