La lluvia ácida y sus causas

La lluvia ácida y sus causas

junio 26, 2018 Desactivado Por equiporedactores

La lluvia ácida es un tipo de precipitación considerada realmente dañina y contaminante que causa deterioros graves en el medio ambiente. Por el nombre con el que se designa este tipo de lluvia, muchas personas llegan a creer que se trata de ácido en estado puro cayendo sobre la tierra, pero no ocurre de esta manera.

Se concibe como lluvia ácida a cualquier forma de precipitación que posea como parte de su composición química altas concentraciones de ácido nítrico y ácido sulfúrico. La lluvia ácida se produce cuando cientos de gases contaminantes se mezclan con la humedad presente en la atmósfera frecuentemente, para dar origen a una precipitación con un nivel de acidez mucho más alto que la lluvia normal.

El azufre, el dióxido de carbono y el óxido nitroso son los principales gases contaminantes involucrados en la formación de la lluvia ácida. A continuación te indicaremos cuales son las principales causas de a lluvia ácida.

Principales causas de la lluvia ácida

La lluvia ácida es un fenómeno ambiental generado por distintas causas, las mismas pueden ser naturales o artificiales, es decir, las causadas por el hombre.

Causas naturales

Existen distintos factores ambientales que se encuentran en la naturaleza, pero que son capaces de generar lluvia ácida, esto se debe generalmente a la reacción química que se produce cuando estos elementos interactúan entre sí, mezclándose con el aire y la humedad presentes en la atmósfera.

Un ejemplo de estas causas naturales son los rayos porque pueden llegar a calentar el aire, produciendo una reacción que libera óxido de nitrógeno y que se mezcla con la humedad del aire para generar lluvia ácida. Otras de las causas naturales provienen de la erupción volcánica.

Causas artificiales

Los mayores contaminantes que producen la lluvia ácida provienen de las causas artificiales, es decir, aquellas donde participa la mano del hombre, teniendo la mayor responsabilidad sobre la ocurrencia de este fenómeno.

Las causas artificiales provienen de las emanaciones provenientes de la quema de combustibles, las cuales liberan dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno a la atmósfera, pero otro de los principales responsables son las plantas de generación de energía eléctrica y vehículos automotores, lo que quiere decir que mientras más vehículos existan mayor será la contaminación de la atmósfera, aumentando el riesgo de que se produzca la lluvia ácida.

Los vehículos automotores liberan emisiones que derivan de los motores de combustión interna y una vez que reaccionan con la humedad atmosférica producen nitrato de amonio, ácido sulfúrico y ácido nítrico.